Pies y plantillas

Cuidado del pie

El pie es una estructura muy compleja que además de soportar el peso del cuerpo, es la que ha necesitado evolucionar más de toda nuestra anatomía para la adquisición de la locomoción bípeda.

Tiene dos grandes funciones: soportar grandes cargas y proporcionar propulsión con estabilidad. Incluso en personas sedentarias, la carga recibida por los pies es muy elevada.

Es un órgano que permite realizar los más amplios y complicados movimientos, pero a menudo resulta infravalorado.

Anatomía del pie

El pie humano y el tobillo, están formados 28 huesos y 44 articulaciones relacionadas de forma muy estrecha en relación a su forma y funciones.

Presenta multitud de pequeños receptores que informan de la presión y tensión para adaptarse a cambios y mantener la estabilidad.

Los huesos, músculos y ligamentos le proporcionan una potente estructura que le permite gran movilidad.

Arcos

Está formado por tres arcos, dos longitudinales y otro transverso, mantenidos por los huesos del pie, ligamentos y músculos.

La ligera movilidad de los arcos, cuando el peso se aplica y se retira del pie, hace que el caminar y el correr sean más económicos en términos de energía.

El arco interno es largo y alto mientras que el externo tiene una longitud y altura menor. Por último, el arco anterior cuyos puntos de apoyo son la cabeza del primer y quinto metatarsiano.

El arco externo se compone de posterior a anterior por: calcáneo, cuboides, quinto metatarsiano y la falange del quinto dedo.

El interno lo forman astrágalo, escafoides, primera cuña, primer metatarsiano y falange del primer dedo.

Zona posterior

En la parte posterior, zona del tarso, se encuentran los huesos más fuertes y grandes, en los que descansa la mayor parte del peso corporal.

A medida que se continúa en el pie, los huesos se hacen más pequeños para permitir una mayor movilidad.

Bajo la gruesa piel de la planta, que le proporciona amortiguación y protección, se encuentran la fascia que protege vasos y nervios.

Las posiciones incorrectas y el uso de un calzado inadecuado, desencadenan fuerzas y tracciones que lo afectan.

En consecuencia, la estructura comienza a ceder y se termina por desarrollar alteraciones como espolón calcáneo, fascitis plantar, talalgias, dedos en garra y martillo, hallus valgus, dedo de sastre, infraposición de dedos, superposición, cabalgamiento, etc.

Pies y plantillas. Servicios

En la ortopedia Lanzarote, fabricamos plantillas ortopédicas a medida, personalizadas a las necesidades de cada cliente, siguiendo la prescripción de un facultativo.

Realizamos un estudio biomecánico de la pisada para diseñar la plantilla que mejor se adapte a las necesidades del cliente. En la fabricación de nuestras plantillas ortopédicas a medida trabajamos con los mejores materiales y proveedores (Flexor, OKM, Ortoibérica).

Realizamos diferentes diseños ya sean para uso diario o deportivo, así como para tratar diferentes patologías como:

Fascitis, espolón calcáneo, metatarsalgia, dismetría, sesamoiditis, pronación/supinación, neuroma de Morton, escafoiditis, enfermedad de Sever, enfermedad de Haglund, esguince de tobillo, síndrome del canal tarsiano, lesiones condrales del pie, pie cavo infantil y del adulto, pie plano infantil y del adulto, juanete de sastre, hallus valgus,…..

Estudio biomecánico de la marcha

Analizamos la pisada en estática y dinámica mediante una plataforma podobarométrica conectada a un ordenador. Esta es una herramienta idónea para detectar posibles anomalías en la pisada que podrán ser tratadas con unas órtesis plantares personalizadas.