Musleras

Mostrando los 4 resultados

 

Musleras

Las musleras, son dispositivos de soporte que se utilizan para brindar apoyo y estabilidad a la zona de los muslos y la ingle.

Indicaciones

Fabricadas con una venda elástica de neopreno médico que se adapta fácilmente al cuerpo, proporcionando compresión a los músculos, calor terapéutico y ayudando en el tratamiento de diversas afecciones como inflamación, dolor crónico y agudo, contracturas musculares, calambres, distensión muscular y rotura de fibras del músculo, suspensión de prótesis femorales, lesiones de rotadores, etc.  

Se recomiendan en la prevención y tratamiento de lesiones de la zona de la rodilla y muslo.

Musleras y deporte

Las musleras de compresión, se emplean en deportes donde se realiza mucho esfuerzo, sesiones de entrenamiento y competición largas y además donde el nivel de exigencia muscular es muy elevado (baloncesto y atletismo, también para los runners aficionados).

Evitan la fatiga muscular y favorecen la recuperación después de esfuerzos físicos intensos y lo más normal es usarlas después de realizar la actividad deportiva para que los músculos se recuperen.

¿Cómo actúa una muslera?

Actúan a nivel del sistema circulatorio al proporcionar compresión a los músculos (muslos e ingle), ayudando a mejorar la circulación sanguínea al favorecer el retorno venoso y reducir la inflamación en los músculos.

Al comprimir los músculos, pueden contribuir a una mejor circulación local, acelerar la eliminación de ácido láctico, beneficioso para la recuperación muscular, y el alivio de ciertas afecciones como contracturas, calambres, distensión muscular y rotura de tejidos.

Con el uso de la muslera se aplica presión en la zona y se mantiene el músculo caliente para empezar el proceso de recuperación.

Materiales empleados en su fabricación

La mayoría están fabricadas con neopreno flexible y elástico que hacen que la muslera se adapte adecuadamente a la forma de la pierna, para que pueda comprimir los músculos de forma conveniente, mantenga el calor, favorezca la circulación sanguínea y al mismo tiempo que  ventile la zona evitando el sudor.

Usos de una muslera

Brindan apoyo y estabilidad a la zona, lo que puede resultar beneficioso para:

  • Proporcionar compresión a los músculos, ayudando a reducir la inflamación, aliviar el dolor crónico y agudo
  • Tratar diversas afecciones como contracturas y calambres musculares, distensión muscular y rotura de tejidos
  • Prevenir lesiones musculares, como desgarros en los cuádriceps y abductores, proporcionar soporte y compresión a los músculos.
  • Evitar la fatiga muscular y favorecer la recuperación después de esfuerzos físicos intensos.

Es importante tener en cuenta que el uso de musleras debe realizarse siguiendo las recomendaciones adecuadas y consultando a un profesional de la salud si es necesario.